Korina
Pensamientos, reflexiones, poesia, pintura...


Inicio


Acerca de
Suscríbete al blog

Categorías
General [80] Sindicar categoría

Archivo
Agosto 2007 [1]
Junio 2007 [5]
Mayo 2007 [3]
Diciembre 2006 [3]
Noviembre 2006 [8]
Octubre 2006 [4]
Septiembre 2006 [11]
Agosto 2006 [24]
Julio 2006 [21]

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios

 


Diciembre del 2006


¡Vale la pena vivir la vida?

 

“Si se pudiera proteger a los acantilados de las tormentas, nunca podría admirarse la belleza de sus quebradas”

Elizabet Kübler

Muchas veces hemos sentido que la vida no vale la pena vivirla. En un caso extremo, escuché en la radio a una mujer que decía: “No quiero tener hijos, porque solo se viene a este mundo a sufrir. Y quiero ahorrarles ese sufrimiento”.

Pero… ¿Realmente la vida es así? ¿O nosotros la hacemos así?

Lo que realmente te hace sufrir, no es la vida en sí… son tus expectativas respecto a cómo debería ser el mundo o cómo debería actuar tal persona.

Por ejemplo, cuando te enojas con tu pareja porque no llegó a tiempo o no te expresa su amor como a ti te gustaría que lo hiciera.

Entonces, lo que te daña no es tu pareja… son tus pensamientos y emociones con respecto a como debería actuar tu pareja, de acuerdo a la etiqueta del hombre o mujer perfecto que tienes.

Si sufres porque la vida es cruel… es porque tienes un concepto equivocado de lo que realmente es. Crees que en la vida todo debería ser felicidad.

Imagínate que piensas que un bosque debe ser con puras rosas, ríos limpios, venados corriendo, un sol reluciente y una suave lluvia.

Pero cuando vas a uno ¡Oh sorpresa! También hay insectos, serpientes… y la lluvia ¡es un diluvio!

Imagínate sufriendo porque lo encontraste así y diciéndote “No vale la pena estar en un bosque, es horrible: serpientes, bichos ¡que horror!” ¿No tiene sentido verdad?

En el fondo sabes que así es un bosque. No como tú pensabas que era. Lo que puedes hacer, es estar alerta contra las serpientes. También, cubrirte para que la lluvia no te moje.

Y disfrutar las rosas que veas y los venados.

Simplemente aceptas la naturaleza como es y no te lamentas. Te adaptas a ella.

En la vida, es igual. Cuando la vemos como un paquete completo, en el que hay amor, muerte, instantes imborrables y fracasos dolorosos, la aceptas como es.

A partir de esa aceptación, puedes adaptarte a ella. Pregúntate que capacidad dormida en ti, necesita salir a flote cuando te enfrentes a un nuevo desafío.

Por kori - 19 de Diciembre, 2006, 23:58, Categoría: General
Enlace Permanente | Referencias (0)

Solo las madres

Un día fui a sacar el registro de conducir y la oficial que tomaba los datos, me pregunto cuál era mi ocupación. No supe cómo etiquetar mi trabajo de "madre" y qué responder. Al percatarse de esto la oficial que tomaba los datos le dijo "A lo que me refiero es a si trabaja usted o es simplemente una mamá?". Claro que tengo un trabajo, le contesté, soy una ama de casa." A lo que la oficial respondió, "No ponemos mamá como opción, vamos a ponerle ama de casa." Fue la respuesta enfática de la oficial. > > Había olvidado por completo esta historia hasta que un día me pasó exactamente lo mismo, solo que esta vez, en otra oficina. La funcionaria era obviamente una mujer de carrera, eficiente, de mucha postura y tenía un título muy despampanante que decía "Interrogadora Oficial". > > "Cuál es su ocupación?", me preguntó ella. ¿Qué me hizo contestarle lo que le dije?, no lo sé, pero las palabras simplemente salieron de mi boca: "Soy una Investigadora Asociada en el campo del Desarrollo Infantil y Relaciones Humanas." La funcionaria se detuvo, el bolígrafo quedó congelado en el aire y me miró como si no hubiese escuchado bien. Repetí el título lentamente, poniendo énfasis en las palabras más importantes. Luego, observé asombrada cómo mi pomposo anuncio era escrito en tinta negra en el cuestionario oficial. > > "Me permite preguntarle", dijo la funcionaria, con un aire de interés,"¿qué es exactamente lo que hace usted en este campo de investigación?" Con una voz muy calmada y pausada me escuché decir: "Tengo un programa continuo de investigación (¿que madre no lo tiene?) en el laboratorio y de campo (normalmente me hubiera referido a lo anterior como adentro y afuera). > > Estoy trabajando para mi maestría (la familia completa) y ya tengo cuatro créditos (todas mis hijas). Por supuesto que el trabajo es uno de los que mayor demanda tiene en el campo de humanidades (¿alguna madre está en desacuerdo?) y usualmente trabajo 14 horas diarias (en realidad son más, como 24). Pero el trabajo tiene muchos más retos que cualquier trabajo sencillo y, las remuneraciones más que económicas están ligadas al área de la satisfacción personal." > > Se podía sentir una creciente nota de respeto en la voz de la funcionaria mientras completaba el formulario. Una vez terminado el proceso, se levantó de la silla y personalmente me acompañó a la puerta. Al llegar a casa, emocionada por mi nueva carrera profesional, salieron a recibirme tres de mis asociadas al laboratorio, de 13, 7 y 3 años de edad. Arriba podía escuchar a nuestro nuevo modelo experimental, en el programa de desarrollo infantil (de 6 meses de edad), probando un nuevo programa de patrón en vocalización. ¡Me sentí triunfante! ¡Le había ganado a la burocracia! > > Había entrado en los registros oficiales como una persona más distinguida e indispensable para la humanidad que solo "una madre más". La maternidad!..., que carrera más gloriosa, especialmente, cuando tiene un título en la puerta. Envíale esto a otra madre que conozcas ya sea, que se quede en casa o a una madre que tenga una profesión. Todas deben llevar este título. > > Las diferentes imágenes de una madre a los: > > 4 AÑOS DE EDAD... Mi mamá puede hacer cualquier cosa. > > 8 AÑOS DE EDAD.... Mi mamá sabe mucho! Un montón!. > > 12 AÑOS DE EDAD... Mi mamá no sabe absolutamente todo. > > 14 AÑOS DE EDAD... Naturalmente, mamá tampoco sabe eso. > > 16 AÑOS DE EDAD... Mi mamá, es tan anticuada!. > > 18 AÑOS DE EDAD... La vieja?, está totalmente fuera de época. > > 25 AÑOS DE EDAD . Bueno, puede ser que sepa algo al respecto. > > 35 AÑOS DE EDAD ... Antes de decidir, porque no pedimos la opinión de mamá?. > > 45 AÑOS DE EDAD... Me pregunto qué habría pensado mi mamá sobre este problema?!. > > 65 AÑOS DE EDAD... Ojalá pudiera conversarlo con mi mamá. > > Puedes, si quieres, enviarle esto a todas las madres excepcionales que conozcas y a algunos hombres excepcionales también. No olvidemos que todos tenemos una madre. > > > > >

Por kori - 17 de Diciembre, 2006, 23:30, Categoría: General
Enlace Permanente | Referencias (0)

Recibimos a cambio lo que ofrecemos

 

Su nombre era Fleming y él era un pobre agricultor inglés. Un día, mientras trataba de ganarse la vida para su familia, escuchó a alguien pidiendo ayuda desde un pantano cercano. Inmediatamente soltó sus herramientas y corrió hacia el pantano. Allí, enterrado hasta la cintura en el lodo negro, estaba un niño aterrorizado, gritando y luchando tratando de liberarse del lodo. El agricultor Fleming salvó al niño de lo que pudo ser una muerte lenta y terrible.

 

El próximo día, un carruaje muy pomposo llegó hasta los predios del agricultor inglés. Un noble inglés, elegantemente vestido, se bajó del vehículo y se presentó a si mismo como el padre del niño que Fleming había salvado. "Yo quiero recompensarlo," dijo el noble inglés. "Usted salvó la vida de mi hijo.
"No, Yo no puedo aceptar una recompensa por lo que hice," respondió el agricultor inglés, rechazando la oferta.

 

En ese momento el propio hijo del agricultor salió a la puerta de la casa de la familia. "¿ Es ese su hijo?" preguntó el noble inglés. "Si," respondió el agricultor lleno de orgullo. "Le voy a proponer un trato. Déjeme llevarme a su hijo y ofrecerle una buena educación. Si él es parecido a su padre crecerá hasta convertirse en un hombre del cual usted estará muy orgulloso." El agricultor aceptó.
 

 

Con el paso del tiempo, el hijo de Fleming el agricultor se graduó de la Escuela de Medicina de St. Mary's Hospital en Londres, y se convirtió en un personaje conocido a través del mundo, el notorio Sir Alexander Fleming, el descubridor de la Penicilina.
Alguno
s años después, el hijo del noble inglés, cayó enfermo de pulmonía. ¿Qué lo salvó? "La Penicilina". El nombre del noble inglés? Randolph Churchill. ¿El nombre de su hijo? Sir Winston Churchill.

 

Alguien dijo una vez:
"Siempre recibimos a cambio lo mismo que ofrecemos". Trabaja como si no necesitaras el dinero. Ama como si nunca te hubieran herido. Baila como si nadie te estuviera mirando...

Por kori - 3 de Diciembre, 2006, 21:12, Categoría: General
Enlace Permanente | Referencias (0)




<<   Diciembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Enlaces
eGrupos
ZoomBlog

 

Blog alojado en ZoomBlog.com